Mi Región

copiapo

Copiapó, del diaguita Copayapu (valle verde y copa de oro), fue descubierta por Diego de Almagro en 1536. Desde esa época hasta ahora, esta localidad ha escrito historia gracias a la generosidad de sus suelos que en pleno valle entregan generosos frutos y al esfuerzo de sus habitantes, tradición atacameña. Copiapó es actualmente capital de la Región de Atacama, el centro de servicios más dinámico de la zona, con un importante equipamiento turístico.

Copiapó es una ciudad tranquila que tiene sus raíces en la minería de plata. Varios de sus edificios históricos fueron construidos en el mejor momento de esta industria. Los yacimientos antiguos de Chañarcillo, y los museos Mineralógico y el Regional de Atacama, dan cuenta de estas historias.

La ciudad también tiene importantes atractivos naturales en sus cercanías. Te podrás bañar en las hermosas playas de Bahía Inglesa, dignas de una postal. Y hacia el norte, pasando Chañaral, el Parque Nacional Pan de Azúcar, que sobrevive gracias a la camanchaca (niebla que viene del océano), es hogar de animales silvestres que no les molesta posar para las cámaras.

Otras de las maravillas naturales que no puedes perderte es el Parque Nacional Nevado Tres Cruces, y las excursiones a Laguna Verde, Laguna Santa Rosa, y Laguna Negro Francisco.

Si te gusta el andinismo y tienes buen entrenamiento, el Volcán Ojos del Salado es tu mejor desafío.

Cuando el fenómeno de “El niño” consigue hacer que llueva en pleno desierto, hacia la primavera, al norte de Copiapó, surge un campo de flores silvestres, algunas de especies muy raras. Es el desierto florido, que atrae a turistas y fotógrafos.

También en las cercanías de Copiapó hacia la Cordillera de Los Andes hay fértiles valles que han resultado ideales para la viticultura, produciendo excelentes uvas de exportación.

Fuente: Sernatur